Un campeón de las olas con Esclerosis Múltiple

Miguel Rocha, un portugués diagnosticado de EM, consiguió convertirse en el campeón de bodysurf en el país gracias a su esfuerzo, no rendirse, y encarar la enfermedad con una actitud positiva

EMPOSITIVO | 23/01/2017

Miguel Rocha, campeón de bodysuf en Portugal con Esclerosis Múltiple | #SomosTodosEsquecidos

 

Cuando a Miguel Rocha, un portugués de 33 años apasionado del bodysurf, le diagnosticaron Esclerosis Múltiple, pensó que ese sería el final de su carrera profesional. Pero como ocurre en muchos casos de personas con EM, lejos de rendirse, Miguel decidió coger el toro por los cuernos y volcarse en su pasión para demostrar que la EM no debe suponer una barrera para cumplir las metas que uno se propone. Tal fue así, que el pasado año Rocha se convirtió en el mejor surfeador de Portugal, tras ganar el campeonato nacional de bodysurf en el mes de septiembre.

“Cuando me dieron el diagnóstico cayó el mundo a mis pies, no sabia si iba a continuar compitiendo, si iba a poder andar. No sabia nada, fue un choque”, explica el joven portugués a un portal de pacientes con EM en el país. Su familia y amigos, explica, fueron su máximo apoyo para afrontar la enfermedad. Una vez asumido el diagnóstico, la cosa cambió y Rocha se fijo una meta: participar en el campeonato nacional de bodysurf.  Tras meses de entrenamiento, en el mes de septiembre participó en la competición, se metió en el podio y se hizo con el primer puesto.

Dos fueron los brotes que sufrió Rocha, y los dos en la visión. Y teme que un nuevo brote pueda aparecer en cualquier momento, sí, pero eso no le frena en su sueño. La Esclerosis Múltiple, explica, ha hecho que ahora le de “más valor a la vida”. Pero no solo él, sino su familia y amigos y toda la gente que ha empatizado con su historia.

La actitud para Rocha fue determinante. “Es necesaria una actitud positiva para encarar esta enfermedad tan impredecible”, explicó el ganador del campeonato, que ahora se ha convertido en todo un ejemplo de superación en Portugal. Gracias a su hazaña, Rocha ha conseguido visibilizar la enfermedad en el país vecino y ahora está comprometido con la causa, animando a todas las personas con EM a no rendirse y perseguir sus sueños.

 

 

Comentarios de Facebook

Deja aquí tu comentario