La salud del cerebro, una inversión de futuro para las personas con EM

Mantener un cerebro saludable y un estilo de vida positivo puede ralentizar la evolución de la enfermedad y mejorar la calidad de vida de los pacientes

EMPOSITIVO | 22/02/2017

Tener un cerebro saludable, que funcione bien, es importante para cualquier persona. Cuidar de la salud de nuestro cerebro supone una inversión a largo plazo. Pero cuando a una persona le diagnostican Esclerosis Múltiple, la preocupación por la salud del cerebro se acentúa. ¿Que futuro me espera? ¿Voy a sufrir deterioro? ¿Puedo hacer algo para evitarlo? Son preguntas que con frecuencia se plantean los pacientes y para las que, a veces, es difícil encontrar una respuesta.

El deterioro cognitivo y de la salud del cerebro es un tema que ocupa y preocupa a los pacientes que conviven con la EM y en sus manos está trabajar por mantener el cerebro lo más saludable posible. Mantener una estilo de vida saludable y positivo para nuestro cerebro, teniendo en cuenta a nuestra nueva compañera de vida, es clave para el futuro de los pacientes.

Cierto es que la incertidumbre siempre hace acto de presencia y nadie nos puede asegurar cómo vamos a estar dentro de un mes o diez años. Ni siquiera podemos saber cómo nos vamos a encontrar mañana. Pero el paciente sí que puede preocuparse e involucrarse para que, a pesar de esa incertidumbre, su calidad de vida mejore o no empeore.

Es por ello que, a mayores del tratamiento que estemos tomando para la EM, debemos preocuparnos por el día a día y tener en cuenta a nuestra compañera de vida. El tabaco, el alcohol, el sobrepeso… hay factores que influyen en el devenir de la enfermedad y que en nuestras manos está evitarlos.

La iniciativa para la salud del cerebro en la Esclerosis Múltiple (MS Brain Health) recomienda en su publicación “Salud del cerebro. Guía para las personas con esclerosis múltiple” seis pasos positivos a tener en cuenta para mantener el cerebro lo más saludable posible, independientemente del diagnóstico de EM:

 

Mantenerse lo más activo posible: Los niveles altos de ejercicio aeróbico se asocian a un procesamiento más rápido de la información y a un volumen de tejido cerebral conservado. Esto indica que el hecho de estar lo más activo posible puede ayudar a preservar la salud del cerebro en las personas con EM.

 

Mantener el peso controlado: La obesidad se asocia a más lesiones de EM (áreas de daño intenso) que un peso saludable controlado.

 

Mantener la mente activa: El estudio, la lectura, las aficiones y los pasatiempos artísticos o creativos ayudan a protegerse de los problemas cognitivos en la EM cuando se continúan durante toda la vida.

 

Evitar el tabaco: El consumo de cigarrillos se asocia a una disminución del volumen cerebral en las personas con EM, así como a mayor número de brotes, aumento de la progresión de la discapacidad, más problemas cognitivos y menor supervivencia, en comparación con el no fumar.

 

Cuidado con cuánto bebes: El exceso de alcohol se asocia a menor supervivencia en las personas con EM.

 


Continúa usando los medicamentos recetados por tu médico:
Si tienes otras enfermedades, sé responsable del seguimiento y manejo de las mismas, y del uso de medicamentos recetados. Las afecciones como la tensión arterial alta, el colesterol alto, la enfermedad cardiaca y la diabetes pueden empeorar el curso de la EM.

 

 

Deja aquí tu comentario