INMACULADA ESPINOSA (Cádiz) | 28/04/2017

Soy Inma, tengo esclerosis múltiple, 39 años y toda la vida por delante.  Todo comenzó hace casi cinco años. Un dolor en el ojo izquierdo dio la entrada a este diagnóstico tan sorprendente. Con las primeras pruebas, ya indicaba causas neurológicas y las siguientes confirmaban la desmielinización. Una gran profesional, oftalmóloga del Hospital Puerta del Mar, fue la responsable de la rapidez con la que todo se llevó a cabo. Sólo puedo darle las gracias.

El proceso de detección y las posteriores atenciones médicas a brotes de diferente intensidad y síntomas (he tenido unos 4/5 desde que me diagnosticaron), tienen juicios de opinión muy diferentes. Hay ocasiones en las que me han atendido de forma espectacular, otras en cambio, ni las voy a mencionar en esta presentación, pues quiero que sea algo más positivo que negativo.

La esclerosis múltiple me ha permitido conocer al mejor neurólogo de los seis que me han atendido, hasta ahora, en mi corta historia con esta enfermedad. Este neurólogo, del Hospital Puerta del Mar, había establecido una Unidad específica de Esclerosis Múltiple pero, por causas personales, ya no ejerce como médico. En la actualidad, esta unidad específica ha desparecido y con ella, todo el equipo que trabajaba con él. Ahora existe un gran vacío en todo lo relacionado con la esclerosis múltiple.

Una de las prioridades latentes en este momento podría ser la implantación de un protocolo de atención a pacientes con esclerosis múltiple en el hospital, sobre todo si llegan a urgencias con “síntomas extraños”, como ha sido mi caso esta última vez (disfunción respiratoria). Creo que dicho protocolo ahorraría muchas pruebas innecesarias, muchos problemas y, en consecuencia, aceleraría el tratamiento y la consecuente recuperación.

Con el último episodio decidí comenzar un blog; cuento mi experiencia médica y personal, profesional y emocional. Se llama “Tengo Mil Caras” y queda a vuestra disposición (disponible también como página en Facebook @tengomilcaras). Vivo con ella, está ahí siempre. Cuando ella quiere, le hago caso; cuando apenas aparece, la ignoro tal cual.

Soy maestra de PT en un colegio de Cádiz (pedagogía terapéutica, alumnos con Necesidades Especiales de Apoyo Educativo) y, en la actualidad, permanezco en activo. Me encanta mi trabajo. Estoy casada, tengo dos hijos increíbles, una familia espectacular. Mis padres, siempre atentos y presentes; mis hermanas, dispuestas a todo; mi hermano, siendo un apoyo incondicional y mi marido… mi marido me completa. El resto de mi familia (primos, tíos…) y amigos acompañan, colaboran, solucionan, se interesan, ayudan… Me siento muy afortunada.

Pero la EM no me ha detenido. Desde que tengo esclerosis múltiple he realizado dos grandes proyectos en mi aula y he ganado un premio a nivel nacional por mi labor con los alumnos. Me convertí en monitora de talleres en ASUC (asociación de superdotados de Cádiz) y desde abril de este año 2017, comienzo en mi cargo como presidenta. He escrito diferentes artículos educativos publicados en periódicos y revistas (La Vanguardia digital, donde también aparece mi blog como recomendación en “Blogs de los lectores”, en la revista Magisterio, en el Diario de Cádiz…). Soy ponente en cursos de formación educativa, he escrito un libro, tengo en marcha el segundo y en mente dos o tres más.

Tengo mi propia web de educación, mi propio blog, canal de youtube, páginas en redes sociales… Pertenezco como socia a la Asociación de Esclerosis Múltiple de Cádiz Joaquín Argente (AEMCJA), que se formó hace un año y medio y lucha por crecer… y me presento voluntaria para todo aquello a lo que creo que pueda contribuir (dos veces seleccionada como diseñadora de la portada de la agenda escolar de mi Colegio con difusión internacional, de los carteles anunciadores de “Puertas Abiertas”, etc).

¿Y por qué digo todo esto? Porque me gustaría demostrar que sí se puede seguir. Porque todo ello ha sido posible viviendo con la EM. De cada recaída, surgían nuevas energías; si no puedo hacer algo, lo intento de otra forma o lo adapto a mi condición. Sin embargo, lo más importante, no es sólo lo que se ha conseguido… Lo más importante es todo lo que aún me queda por hacer.

La EM no me frena. Al contrario, me acelera la voluntad, las ganas de vivir la vida, me acelera la ilusión por cada día, la esperanza de avanzar… ¡me impulsa a conseguir retos!

Recuerda, esclerosis múltiple, por mucho que me persigas… ¡Yo soy más rápida!.

 


comparte-historia

Si tú también quieres compartir tu historia haz clic aquí o escribe a emprimerapersona@empositivo.org,
¡Tu historia puede ser útil para otr@s!

20 Responses to

  1. Inma dice:

    Uy ¡¡que fea me veo!!! 😅😅😅😅
    Gracias empositivo.org por impulsar estas campañas 👏🏼👏🏼

  2. Gracias, Inma, eres ejemplo para todos nosotros, aunque no padezcamos EM.

  3. Luci Cabrera dice:

    Eres increíble te admiro

  4. eva dice:

    Estas guapisima y eres un cañon siempre ayudando a tus alumnos a superarse con tu esfuerzo y generosidad.

  5. Fany dice:

    Eres la caña y ahora sabiendo un poquito mas de ti mas aun, no cambies nuestros hijos necesitan de maestros como tu

  6. Eva Maria dice:

    Eres un gran ejemplo.

  7. ANGELES dice:

    Felicidades!!! Menuda carrera llevas mujer!!!! Cd quieras déjame subirme a ella!!! Un abrazo grande

  8. Manuel Nuñez Jurado dice:

    Eres un ejemplo, una síntesis del sentido de la vida, soy amigo de tu hermana Yolanda, la dulzura personificada, y tu experiencia es un modelo de vida. Animo y suerte en todo lo que te propongas. Un beso

  9. Encarni dice:

    Estás muy guapa, eres un ejemplo a seguir por todo el mundo; sobre todo por tus alumnos que te quieren con locura. Gracias por apoyar a nuestros hijos tanto con esa fuerza de voluntad tuya. Un beso enorme corazón!!!

  10. Gracias Inmaculada por compartir tus vivencias tanto personales como laborales. Tenemos muchas cosas en común

Deja aquí tu comentario