Salir del armario | Por Amparo Serrano

El diagnóstico de la EM fue, en parte, un alivio, igual que contárselo abiertamente a mis familiares y amigos. Lo primero es aceptarlo y hacerle frente con una actitud fuerte y positiva.

No me pillas | Por Inmaculada Espinosa

Hace casi cinco años del diagnóstico pero la EM no me ha detenido. Al contrario, me acelera y me impulsa a conseguir nuevos retos. Por mucho que me persiga, yo soy más rápida.

La EM no va a ser la protagonista | Por Begoña Pellicer

En mi mejor momento personal y profesional aparece la EM en mi vida. La noticia me cayó como un jarro de agua fría, pero las fuerzas y ganas de luchar son mayores que la enfermedad

Sin límites | Por Myriam Conesa

Antes del diagnóstico no tenía vida más allá del trabajo y de velar a mis muertos. La EM me abrió los ojos. Mi sentido común reaccionó y pensé: tengo que vivir, disfrutar de cada momento.

La compañera que siempre está ahí | Por Cristina Guerrero

Con la racha de un brote por año te sientes impotente y te frustras. A veces es difícil hacerle entender a los que te rodean lo que sientes, pero mi gran apoyo son mi familia y mi pareja

Viaje al centro del problema: “Familia, me diagnosticaron EM” | Por Gabriel Devincenzi

Estuve más de un año ocultando mi malestar. Contárselo a mi familia fue la mejor decisión que tomé en mi vida, me liberó y me dejó volver a vivir tranquilamente

Hay una que nos une | Por Sara Sanchís

Cuando me dijeron que tenía Esclerosis Múltiple no pude ni reaccionar. Ha pasado un año y aún estoy en proceso de adaptación a los pinchazos, a la fatiga... pero luchando para superarme día a día

¿Por qué yo? | Por Paula Pereira

¿Por qué yo? Era la eterna duda a la que terminaría encontrando respuesta. La idea de que el reloj avanzaba a más velocidad para mí me hizo querer aprovechar todo al máximo.

Que nada te pare | Por Jacobo Santamarta

Estaba seguro de que la EM no me iba a cambiar la vida. Ahora tengo un blog, estoy haciendo un doctorado y represento a jóvenes con EM. Que nadie nos diga cuáles son nuestros límites

Paso a paso, día a día | Por Susana De Frutos

Para mí fue fundamental hablar con alguien que tenía lo mismo que yo y me entendía. Con la Esclerosis Múltiple valoro más a las personas y quiero de otra forma, mas intensa, más profunda.

Caerse está permitido, levantarse es una obligación | Por Vane Fernández

Mi sueño se esfumó con el diagnóstico. Ir a una asociación me ha ayudado mucho, no es malo pedir ayuda. Ahora he aprendido que el estrés es muy malo y que no puedes rendirte nunca

Mi primer metro de los 100 | Por Ramón Arroyo

El fenómeno "100 metros" merece que todos demos los mejor de nosotros para aprovechar las luces del momento y poder iluminar nuestras sombras