¿Qué es la EM?

La Esclerosis Múltiple: El ejemplo del teléfono

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad neurológica crónica que afecta al sistema nervioso central (SNC), mediante el sistema inmunológico. Se trata de la segunda causa de discapacidad neurológica en adultos jóvenes (entre 20 y 40 años de edad) y afecta predominantemente al sexo femenino. La EM tiene múltiples manifestaciones, y puede afectar a cada persona de forma diferente.

Para entender la Esclerosis Múltiple primero tenemos que comprender el funcionamiento de nuestro Sistema Nervioso Central, formado por el cerebro y la médula espinal. Para hacer un simple movimiento como lo es levantar un brazo, nuestro cerebro envía una señal que recorre la médula espinal hasta los nervios de ese brazo, que reciben la orden y la ejecutan: ¡Ya tenemos el brazo levantado! Esta comunicación que se establece entre nuestro cerebro y los nervios que recorren todo nuestro cuerpo viene a ser como la de un teléfono tradicional. Al hacer una llamada, el teléfono envía el mensaje a nuestro destinatario a través de un cable. ¿Pero qué pasa si ese cable está dañado? Pues que nuestro mensaje no llegará con claridad a nuestro receptor. Algo así ocurre con la Esclerosis Múltiple: nuestro cable está dañado.definicion

El cable telefónico está cubierto por un plástico que lo protege. Si este se ve alterado, la llamada perderá calidad: ruidos de fondo, interferencias, problemas para comprender el mensaje… Ese plástico que protege el cable telefónico, trasladado a nuestro sistema nervioso, se corresponde con la conocida como mielina, un material que envuelve las fibras nerviosas y las protege. Si esta se ve dañada, la comunicación entre nuestro cerebro y los nervios se verá afectada.

La EM es una enfermedad autoinmune, es decir, es nuestro propio sistema inmunitario el que ataca a las células de nuestro organismo, en vez de protegerlas como debería. En la Esclerosis Múltiple, nuestro sistema inmunitario ataca de lleno a esa materia que recubre los nervios de nuestro cuerpo (mielina). A este proceso se le conoce como desmielinización y es el causante de que las señales que envía nuestro cerebro lleguen distorsionadas a las distintas partes de nuestro cuerpo. Si la mielina que recubre los nervios está dañada, podemos encontrar dificultades para levantar un brazo.

Esa falta de comunicación con el nervio del brazo debido a que la mielina está dañada, dará lugar a cualquiera de los síntomas de la Esclerosis Múltiple: falta de sensibilidad, pérdida de fuerza, hormigueo…