Cinco motivos por los que no puedes perderte ‘100 metros’

La película trata la esclerosis múltiple con respeto a través de una historia real > Su director, el elenco de actores, los figurantes… todo invita a ver ‘100 metros’

Jacobo Caruncho | 04/03/2016

Ha llegado el día. La esperada película “100 metros” llega hoy a las salas de cine españolas con el fin de convertirse en un altavoz para la esclerosis múltiple, una enfermedad todavía muy desconocida entre la sociedad española. En ella Dani Rovira se mete en la piel de Ramón Arroyo, un hombre con EM que consiguió, gracias a su esfuerzo y superación, aprender a convivir con esta enfermedad y realizar la prueba física más exigente del triatlón, un Ironman.

Son muchos los motivos que nos mueven para recomendaros encarecidamente que no dejéis de verla en el cine. No solo para aprender sobre la esclerosis múltiple, sino por el gran trabajo hecho con todo el cariño y respeto por el equipo que ha llevado a cabo este film. Su éxito está asegurado.

 

1. Basada en una historia real

La de ‘100 metros’ es una historia real, la de Ramón Arroyo y su mujer Inma Puig (que te contamos aquí). Es por eso que el espectador puede sentirse identificado o conmovido por lo que les acontece a los protagonistas de la cinta, ya que ellos mismos pueden estar pasando o haber pasado por una situación similar. Los protagonistas reales han participado en el proceso de la película, han aportado sus ideas y dado su opinión, que siempre ha sido respetada y tenido en cuenta por el director. Y es que el propio Ramón Arroyo confesaba el temor al resultado final de la cinta, del que ahora se siente más que orgulloso, ya que refleja con detalle la realidad de la esclerosis múltiple y supone un altavoz para esta enfermedad.

Ramón Arroyo e InmaPuig en la meta del Ironman Callea con sus hijos / RAMÓN ARROYO

Ramón Arroyo e InmaPuig en la meta del Ironman Callea con sus hijos / RAMÓN ARROYO


2. Marcel Barrena, un director comprometido

Su anterior trabajo ya era una declaración de intenciones. Con “Mon pétit (Mundo pequeño)” (2012) Marcel Barrena siguió la historia de un joven que, en silla de ruedas y sin dinero, viajaba por el mundo en solitario desde los 14 años, y cuya misión era llegar al rincón más alejado de su casa, Nueva Zelanda. La experiencia le resultó al director más que gratificante… y quiso seguir trabajando en la misma línea. “Tras aprender tanto y darme tanto a nivel humano y emocional, no pasaba por mi cabeza nada más que poder hacer otra película que compartiera esos elementos, otra historia con la que pudiera aprender”, declara Barrena. “El mundo está lleno de gente extraordinaria capaz de hacer cosas inimaginables. El mundo les necesita, y los que hacemos películas también”, explica el director. Y eso quiso con “100 metros”, volver a llegar al espectador a través de una historia que transmita una lección de vida, la de Ramón Arroyo.

Marcel Barrena, durante el rodaje de '100 metros', con Dani Rovira / FILMAX

Marcel Barrena, durante el rodaje de ‘100 metros’, con Dani Rovira / FILMAX


3. Un gran trabajo actoral

La incursión de Dani Rovira en el drama no ha pasado desapercibida con “100 metros”. Y es que él es el encargado de meterse en la piel de Ramón Arroyo y hacer llegar al espectador su historia. Tanto se ha metido en el papel, que el actor asegura que ha llegado a sentir el “miedo” y la “incertidumbre” de la esclerosis múltiple. “Es un proyecto que va más allá de lo cinematográfico, y la posibilidad de ayudar, concienciar y dar aliento a los que lo necesitan, más que un reto es un lujo y una suerte”, asegura el actor malagueño. Pero Rovira no está sólo en “100 metros”, le acompaña un gran elenco de actores que dan vida al mundo que rodea al protagonista del film. Alexandra Jiménez destaca en su papel de Inma, la mujer de Ramón, que supondrá el mayor apoyo para el protagonista. Un papel que borda y, según el propio Rovira, es merecedor de un Goya. También destaca el suegro de Ramón, Manolo, encarnado por Karra Elejalde, que según la crítica “se luce” en esta película. El reparto lo completan actores de la talla de María de Medeiros (Noelia en la película), Gael Díaz (Borja), David Verdaguer (Mario), Andrés Velencoso (que interpreta al entrenador de Ramón en el gimnasio) y Clara Segura (Doctora Berta).

Dani Rovira y Alexandra Jiménez son Ramón e Inma en '100 metros' / FILMAX

Dani Rovira y Alexandra Jiménez son Ramón e Inma en ‘100 metros’ / FILMAX


4. Unos secundarios de lujo

El trabajo de los protagonistas de ‘100 metros’ es digno de admiración, pero el de los secundarios tampoco se queda corto. Y es que la cinta cuenta con un reparto secundario de lujo. El Institut Guttmann y todo su equipo de neurólogos, especialistas… se unieron al proyecto haciendo, según palabras del director, “uno de los mayores regalos que hemos tenido como profesionales”. También los pacientes reales aparecen en el film en escenas clave de la película, pacientes que hicieron sus propios 100 metros para ir a rodar. También tiene un papel Bruno Bergonzini, que tiene esclerosis múltiple y que aportó alguno de los momentos más mágicos del rodaje. Por otro lado, triatletas profesionales fueron los encargados de participar en el Iron Man que tiene lugar en la película.

Pacientes del Institut Gurttmann en el pase de '100 metros' con Dani Rovira y Marcel Barrena / @mbernabeuIG

Pacientes del Institut Gurttmann en el pase de ‘100 metros’ con Dani Rovira y Marcel Barrena / @mbernabeuIG


5. La luces y sombras de la Esclerosis Múltiple

Sobre ‘100 metros’ recae la responsabilidad de contar al público cómo es una enfermedad degenerativa como la esclerosis múltiple, de manera respetuosa. Y para ello hay que contar tanto las luces como las sobras de la EM, y así lo consigue. Los pacientes que han conseguido ver ya la película aseguran que es una gran representación de la enfermedad y que han llegado a sentirse identificados con alguno de los personajes del film. “Ramón Arroyo es la excepción de la enfermedad y yo quería mostrar también a los que no pueden hacer el Iroman“, explica el director de la cinta. “Porque esto va sobre todos ellos. Mi intención era enseñar un caso dentro de muchos otros casos de la llamada enfermedad de las mil caras”, añade. Y como hay luces y sombras, también hay risas y lágrimas. La película mezcla el drama y la comedia con gusto, para mostrar que ni todo es tan bueno, ni todo es tan malo.

David Verdaguer y Dani Rovira en '100 metros' / FILMAX

David Verdaguer y Dani Rovira en ‘100 metros’ / FILMAX


 

One Response to

  1. Belen dice:

    He visto la película y me parece estupenda.
    Gracias a Dani Rovira, que se ha puesto en la piel de Ramón, da a conocer a la sociedad lo que vivimos día a día las persona con esclerosis múltiple.
    Te hace recordar a uno mismo en tu propia piel como empezó todo con nuestra compañera de viaje ” esclerosis múltiple”.Personalmente a mí me vino estupendamente porque es como una película de autoayuda, para dar normalidad a nuestras vivencias y recordar cosas que aunque, no son las mejores cosas que te han pasado en tu vida, debemos asumir que forman parte de ella.
    Gracias por enseñar al mundo lo que sentimos, que aunque pongamos una sonrisa para vivir mejor, hay de detrás mucha fuerza física y mental para controlar nuestras vidas.

Deja aquí tu comentario