El (imprescindible) papel de la Enfermería en la Esclerosis Múltiple

Las enfermeras son una pieza fundamental: ellas informan, forman, educan y escuchan > Gracias a su experiencia, detectan y plantean soluciones a los problemas que se presentan con la enfermedad

Jacobo Caruncho | 24/11/2016

enfermeria

Cuando a una persona le diagnostican Esclerosis Múltiple (EM) los profesionales sanitarios se convierten en sus mejores aliados. El neurólogo es la figura de referencia, pero muchos otros profesionales son piezas fundamentales para los pacientes, dependiendo de los síntomas y las dificultades que le suponen la enfermedad. Pero hay una figura que siempre está ahí: la de las enfermeras. Son esas personas con las que el paciente trata habitualmente, las que conocen la enfermedad muy de cerca por su experiencia y saben cómo afrontar cada caso, para hacer que el paciente se sienta comprendido y atendido en todo momento. Sin ellas, al abordaje multidisciplinar de la Esclerosis Múltiple le faltaría una pata.

Cuatro son las acciones principales que definen el papel que desempeña la Enfermería entorno a la Esclerosis Múltiple: informar, formar, educar y escuchar. En muchos hospitales españoles, una vez que el paciente recibe el diagnóstico por parte de su neurólogo, lo primero que hacen los servicios de enfermería es acoger al paciente e informarle sobre la enfermedad con detenimiento y tratar de resolver las dudas que le puedan asaltar -que no son pocas-. En la mayoría de los casos, cuando los pacientes llegan a una primera consulta enfermera aún no  han asimilado la enfermedad ni se han adaptado a su nueva realidad. Es por ello que el primer paso de las enfermeras es gestionar el impacto del diagnóstico sobre la persona con la que está tratando. A partir de eso momento, el enfermero o enfermera se convierte en una referencia y apoyo directo para el paciente.

Una vez asumido el diagnóstico y asimilada la enfermedad, las enfermeras y enfermeros especializados en Esclerosis Múltiple tiene una misión imprescindible: informar al paciente sobre los tratamientos disponibles y formarle en su administración y convivencia con la medicación que resulte más adecuada. La enfermera se convierte así en un agente estratégico para asegurar que los tratamientos se administran de forma correcta y solucionar las dudas que le puedan surgir al paciente. Y son las encargadas también de realizar el seguimiento de la medicación. Y esto supone grandes avances: sin ir más lejos, el seguimiento continuado por arte de Enfermería se traduce, por ejemplo, en una adherencia al tratamiento sobre el 90%, mientras que cuando este recurso no existe las cifras se sitúan entorno al 60%.

Uno de los aspectos negativos en la adherencia al tratamiento es la pérdida de interés o ganas de continuar con el mismo por parte del paciente. Es por ello que la labor de seguimiento, formación y creación de vínculos comunicativos por parte de los profesionales de la Enfermería es esencial en el abordaje de los tratamientos para la EM. Porque los vínculos comunicativos son clave, tanto para el profesional como para el paciente. Las personas con Esclerosis Múltiple suelen sufrir altibajos emocionales a lo largo del transcurso de la enfermedad y, gracias a su experiencia y continua relación con los pacientes, el colectivo de Enfermería es capaz de detectar y plantear soluciones a los problemas que se presentan. Por que con las enfermeras hay algo que nunca falla: están ahí para escuchar. A lo largo de los últimos años, según explica el colectivo, se ha visto un gran avance en el apoyo psicológico a los pacientes por parte de las enfermeras. Y es que gracias a la labor de estas profesionales, el paciente puede sentirse más seguro, confiado y arropado con su enfermedad.

En muchos casos las  y los profesionales de la Enfermería llegan a convertirse en amigas, psicólogas, y apoyo necesario e imprescindible durante el transcurso de la enfermedad. Gracias a su cercanía, su experiencia y al trato diario con pacientes que comparten la misma patología, las enfermeras se posicionan como una de las piezas fundamentales de la EM.  Por que sin ellas, el puzzle de la Esclerosis Múltiple, no se podría completar.

 


Fuentes
Enfermeras de las consultas de Neurología forman cada día a pacientes con esclerosis múltiple para mejorar el conocimiento de su patología
La atención enfermera especializada de Esclerosis Múltiple llega a 200 pacientes
Los enfermeros pueden mejorar la adherencia al tratamiento en esclerosis múltiple
La enfermería es un pilar fundamental en el abordaje multidisciplinar de la esclerosis múltiple, según una experta

 

Comentarios de Facebook

Deja aquí tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.