El trasplante de células madre como método para inducir una remisión de la Esclerosis Múltiple

Un ensayo clínico aporta nuevas evidencias de que la terapia inmunosupresora seguida por un trasplante de células madre del paciente puede estabilizar la EM Recurrente Remitente

EMPOSITIVO | 07/02/2017

 

La investigación sobre la remisión de la Esclerosis Múltiple Remitente Recurrente (EMRR) está a la orden del día. A la variedad de tratamientos comercializados para este fin se suman numerosos estudios y ensayos clínicos que se están realizando en la actualidad para frenar el avance la enfermedad. Uno de ellos, financiado por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID, por sus siglas en inglés), arroja nuevas evidencias de que la terapia con células madre del propio paciente puede inducir una remisión sostenida de la enfermedad. Esta terapia permite que, según los resultados de su ensayo clínico publicados en la revista ‘Neurology’, cinco años después hasta el 69% de los pacientes sigan sin haber experimentado una progresión de la enfermedad, al no observarse un avance de los síntomas o la discapacidad asociada ni la aparición de nuevas lesiones cerebrales.

En el ensayo clínico, los investigadores probaron la seguridad, eficacia y durabilidad del tratamiento en 24 pacientes de 26 a 52 años que, a pesar de tomar medicamentos clínicamente disponibles, experimentaron una inflamación activa, con frecuentes recaídas severas y un empeoramiento de su capacidad neurológica. Los médicos guardaron las células madre sanguíneas de estos pacientes para posteriormente someterles a dosis altas de quimioterapia hasta agotar su sistema inmune. Tras este proceso, volvieron a administrarles sus propias células madre para reconstruir el sistema inmune.

Cinco años después del tratamiento, la mayoría de los participantes del ensayo permanecieron en remisión y la enfermedad se había estabilizado. Además, algunos participantes mostraron mejoras, como la recuperación de movilidad u otras capacidades físicas. Pero este tratamiento con células madre también tiene sus riesgos. El principal, según explicaron los investigadores, pasa por que los pacientes están más expuestos a infecciones cuando se encuentran inmunodeprimidos. De hecho, tres participantes fallecieron durante el estudio, aunque ninguno estuvo relacionado con el tratamiento.

“Estos hallazgos ampliados sugieren que el tratamiento de una sola vez con esta terapia puede ser sustancialmente más eficaz que el tratamiento a largo plazo con los mejores medicamentos disponibles para las personas con determinados tipos de esta enfermedad”, reconoció Anthony S. Fauci, director del NIAID. Según él, los resultados del estudio son alentadores y apoyan el desarrollo de un gran ensayo aleatorio que directamente compare esta terapia con células madre con el tratamiento estándar para la EMRR, que se caracteriza por periodos diferenciados de recaída y remisión.

“Aunque se necesita una mayor evaluación de los beneficios y riesgos, estos resultados a cinco años sugieren lo prometedor que resulta este tratamiento a largo plazo”, reconoció Richard Nash, del Presbyterian-St. Luke’s Hospital y uno de los autores del estudio.


Más información: National Institutes of Health

 

 

Comentarios de Facebook

3 Responses to

  1. Francisca dice:

    Sí que muy buena idea pero eso de la quimioterapia no me convence desearía otro tipo de trasplante menos agresivo

  2. Me tengo mucha fe para este tratamiento, quiero que cuenten conmigo para el ensayo.
    A mi los 5 años que recibí Interferón beta 1a hizo que me sintiera cada vez mejor cuando estaba a 10 años de mi diagnóstico, no se había instalado mi em.
    Comenzó a progresar la discapacidad 3 años después de que me negara una neuróloga continuar el Avonex, pensaba que mis síntomas eran psicológicos.
    Saludos!

    • EMPOSITIVO dice:

      ¡Hola Pina!

      El trasplante de células madres es a veces un poco peliagudo, pero este estudio lo cierto es que pinta bien, es esperanzador. Pero habrá que esperar a ver cómo evoluciona todo esto.

      Lo de lo que los síntomas te parecían psicológicos… ¡al principio nos ocurre a muchos! Pero ya te das cuenta de que son causados por nuestra “amiga” la EM.

      ¡Un saludo y gracias por comentar!

Deja aquí tu comentario