Un salmantino con EM denuncia la “discriminación” de la nueva normativa de acceso de Port Aventura

El parque de atracciones ha modificado los requisitos para tener acceso preferente a las atracciones. Ahora no basta con tener reconocida la discapacidad, sino que hay que acreditar la movilidad reducida

Jacobo Caruncho | 09/05/2017

 

La nueva normativa del parque Port Aventura está levantando ampollas entre pacientes que conviven con distintas enfermedades, entre ellas la Esclerosis Múltiple. Si hasta el año pasado las personas con un reconocimiento del 33% de discapacidad podían evitar saltarse las colas para no tener que estar durante horas de pie, en la temporada 2017 el parque temático catalán ha modificado su normativa. Ahora, también hace falta acreditar una movilidad reducida. Ante esta situación, José Manuel Cifuentes, un salmantino con EM, denuncia esta “discriminación”, que le ha aguado las vacaciones con su familia. “Voy con muletas y el cansancio provoca un dolor y síntomas que no tengo por qué provocar sin motivo”, explica en una recogida de firmas que ha puesto en marcha en el portal change.org.

José Manuel tenía pensado pasar sus vacaciones en familia en Port Aventura, un parque que ya había visitado y en el que, gracias al reconocimiento de más del 33% de su discapacidad por la EM, podía evitar las largas colas que normalmente se forman en parques de este estilo. Pero este año se dio de bruces contra una nueva normativa que -denuncia- le discrimina frente al resto de personas. “Cuando fui a comprar las entradas de discapacitados la web no me lo permitía. Como me extrañó, busqué la nueva normativa y me confirmaron las modificaciones”, cuenta para EMPOSITIVO. Ahora ya no basta con tener reconocida la discapacidad, sino que hace falta acreditar una movilidad reducida.

Desde que se puso en marcha la nueva normativa del parque de atracciones, son muchas las personas que han dado la voz de alarma y transmitido sus quejas a través de las redes sociales. Desde Port Aventura explican a EMPOSITIVO que el cambio en las normas de acceso al parque para personas con necesidades especiales son “decisiones de dirección acogiéndose a la normativa europea”. Eso sí, nos remiten a una nueva oficina que han puesto en marcha para atender a los visitantes con necesidades especiales. “Cualquier supuesto que se presente en esta oficina se estudia, pero el visitante tiene que aportar toda la documentación que pruebe sus necesidades especiales“, señalan desde el parque de atracciones.

¿Qué supone esto? Pues, tal y como denuncia Cifuentes, que para conseguir el pase que acredite las necesidades especiales, la persona afectada deberá plantarse en persona en el parque temático y presentarse en la oficina de atención al cliente con toda la documentación pertinente bajo el brazo y “aguantar otra cola de atención al cliente”, sin saber si finalmente podrá optar a las condiciones de acceso al parque para personas con discapacidad. “En la oficina analizan la documentación y el equipo valora cada caso”, explican desde Port Aventura.

Pero esta situación no convence ni a Cifuentes ni a muchas otras personas que conviven con distintas patologías que les impiden mantenerse de pie durante todo el tiempo que duran las “infinitas colas” del parque de atracciones. “Rogaría a Port Aventura, recapacite y valore todos los problemas e ilusiones rotas que está creando este cambio. Y haga como el resto de parques (incluso el suyo hasta este año) y deje que muchas familias puedan disfrutar de sus vacaciones como el resto y no tener que renunciar por tener un discapacitado en la familia”, concluye Cifuentes.

 

3 Responses to

  1. Me parece que es de hecho bastante triste de que tenemos que soportar los achaques y molestias y dolores de una minusvalía sin encima que tener de enseñar un montón de papeles acreditando que no podemos hacer una cola para poder pasar un buen día en un sitio como es porte aventura.Es una vergüenza y un modo de tratarnos de aprobechon,mentirosos y todos los calicativos que se le puede dar a ese comportamiento de porte aventura,no creo que a ninguno de nosotros nos gusta pasarnos con muletas,nadadores o sillas de ruedas.Que vergüenza,que mal esas nuevas normas,encima que venimos a gastarnos algunos ( muchos) euros de nuestras pobres pensiones en el parque.Esta mal,muy mal.

    • Juan dice:

      Lo peor que se quejó un colectivo y a esos sin pueden acceder sin problema apartado 3 de las normas
      Los demás por lo visto no tenemos derecho

  2. Dentro de una semana viajo un par de días a portaventura con mis hijos ( uno con minusvalia visual ), me acabo de enterar del nuevo cambio de normativa.
    Solo decir que GRACIAS portaventura por quitarme las ilusiones del viaje.
    Bastante sufrimos con lo que tenemos como para ir quitando las pocas ventajas que poseíamos..

Deja aquí tu comentario