Dos Esclerosis con distinto apellido: diferencias entre Esclerosis Múltiple y ELA

La Esclerosis Múltiple y la Esclerosis Lateral Amiotrófica son dos enfermedades crónicas del sistema nervioso, pero se distinguen por su curso, síntomas y tratamientos, entre otros

EMPOSITIVO | 21/06/2018

A día de hoy todavía hay mucha gente que confunde la Esclerosis Múltiple (EM) con la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), dos enfermedades que comparten nombre pero cuyo apellido las distingue de manera sustancial. Las sociedad tiende, por desconocimiento, a meter estas dos patología en el mismo paquete, pero la realidad es muy distinta. Ambas son enfermedades crónicas que afectan al sistema nervioso, sí, pero su prevalencia, su sintomatología, el avance de la enfermedad y la esperanza de vida hace que la EM y la ELA sean más primas lejanas que hermanas.

La Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) se caracteriza por una degeneración progresiva de las neuronas motoras en la corteza cerebral (neuronas motoras superiores), tronco del encéfalo y médula espinal (neuronas motoras inferiores). La consecuencia es una debilidad muscular que avanza hasta la parálisis, extendiéndose de unas regiones corporales a otras. Amenaza la autonomía motora, la comunicación oral, la deglución y la respiración, aunque se mantienen intactos los sentidos, el intelecto y los músculos de los ojos. La persona afectada de ELA necesita cada vez más ayuda para realizar las actividades de la vida diaria, volviéndose más dependiente.

En el caso de la Esclerosis Múltiple (EM), es una enfermedad autoinmune inflamatoria desmielinizante de causa desconocida y curso crónico causada por el daño a la mielina, un material graso que aísla los nervios. En la EM, la pérdida de la mielina se acompaña de una alteración en la capacidad de los nervios para conducir impulsos eléctricos desde y hacia el cerebro y esto produce los diversos síntomas de la EM. Dependiendo del grado de la lesión, la falta de comunicación entre las neuronas puede ser transitoria, sucediendo durante un tiempo para luego recuperarse, o permanente. Los lugares donde se pierde mielina (placas o lesiones) aparecen como zonas endurecidas (cicatrices), que en la EM aparecen en diferentes momentos y en diferentes áreas del cerebro y la médula espinal.

Y como una infografía vale más que mil palabras, aquí están las principales diferencias entre la EM y la ELA:

 


FUENTES:
Fundación del Cerebro. Sociedad Española de Neurología: http://www.fundaciondelcerebro.es/index.php/enfermedades-neurologicas/122-la-esclerosis-multiple
Asociación Española de Esclerosis Múltiple: https://aedem.org/ 
Asociación Española de Esclerosis Lateral Amiotrófica: https://adelaweb.org/

Deja aquí tu comentario