Cuando llega el calor… la Esclerosis Múltiple acecha

El aumento de la temperatura corporal hace que los afectados sufran un empeoramiento transitorio de los síntomas: fatiga, visión borrosa, pérdida de equilibrio… que no implican un nuevo brote

EMPOSITIVO | 20/06/2017

 

La Esclerosis Múltiple y el verano no suelen llevarse bien, y menos cuando el calor es excesivo. Las altas temperaturas hacen que la enfermedad se despierte y que las personas que padecen EM sufran un empeoramiento transitorio de los síntomas: fatiga, visión borrosa, pérdida de equilibrio, falta de sensibilidad, fallos de memoria y concentración… Esto no implica un nuevo brote, pero sí es cierto que el día a día puede hacerse más complicado. Por ello, es necesario ser conscientes de la situación y tomar medidas para hacer que esta compañera de vida tome el menor protagonismo posible en la época estival.

Las altas temperaturas suelen conllevar más problemas que el frío. Ahí aparece lo que se conoce como el fenómeno de Uhthoff: el empeoramiento de los síntomas en relación al aumento de la temperatura corporal. El calor ralentiza los mensajes que pasan por los nervios dañados por la Esclerosis Múltiple, lo que conlleva un aumento de los síntomas. En otros casos, hay ya una lesión en la parte del cerebro que controla la regulación de la temperatura corporal o en un área que se ve afectada con el aumento de la temperatura. En ambos casos, la mala respuesta conlleva una elevación de la temperatura… y con ello la aparición de síntomas.

Los efectos del calor en la EM son temporales y no suelen causar ningún daño permanente en los nervios. Pero una pequeña subida de temperatura en el cuerpo se hace notar. Si la temperatura corporal media del ser humano es de 37 grados, con que esta aumente aunque sea solamente medio grado, los síntomas empiezan a aparecer. Son síntomas pasajeros (lo que se conocen como síntomas paroxísticos), que revierten una vez que el cuerpo recupera su temperatura normal.

Tomar el sol tiene sus beneficios (es quien nos aporta la necesaria vitamina D), pero hay que hacerlo con cautela. Más vale prevenir que lamentar. Por ello, en las consultas de Neurología se suele hacer la misma recomendación a los pacientes: tomar el sol en las primeras horas del día o a última hora de la tarde, evitando así las franjas de mayor incidencia solar. Si te quedas a comer en la playa, al sol, le estás echando un pulso a la EM que probablemente ella gane.

Pero en hacerle frente a los síntomas los pacientes somos expertos y de remedios está el mundo lleno: beber agua fría cada poco tiempo, utilizar ventiladores, sprays refrescantes, llevar ropa ligera, moverse bajo la sombra, tener a mano el aire acondicionado, darse duchas frescas… Todo lo que ayude a que la temperatura corporal no se vea elevada será beneficioso para el paciente. Porque cuando el calor aprieta, la Esclerosis Múltiple intenta subirse al carro. No se lo pongamos fácil.


FUENTES:
MS Society – Hot and cold. The effects of temperature on MS
EM y Acción: Intolerancia o sensibilidad al calor en la esclerosis múltiple

 

20 Responses to

  1. Marisol Esquiveķ dice:

    GRACIAS!!! 🙂

  2. Laura L Mendiet dice:

    Gracias es muy útil la información. 😊

  3. Neyda Acosta dice:

    Gracias yo lo se Vivo en la Florida y la humedad mas que el sol me afecta mucho no se cual sea la diferencia o por que?

  4. Carne dice:

    Tener más epasticidad es por las altas temperaturas?

    • EMPOSITIVO dice:

      Hola Carne,
      el calor puede acentuar mucho síntomas de la EM (la espasticidad entre ellos), si bien es cierto que este síntoma se suele ver más agravado por el frío.
      Espero que lo lleves de la mejor manera posible, ¡ánimo!
      Un saludo

  5. Rafa Paredes S. dice:

    Hola buen día, muchas gracias por la información.

  6. Campanilla dice:

    Muchas gracias y aunque lo sé, un día malo (como lo estoy pasando hoy) supongo que por el calor, la humedad, “enemigos” de la fatiga , ayuda oir o leer que no hay que decaer. En unos días, estaré mejor 😀 y yú y tú…
    No hay que dejar que nos fastidie el ánimo 💪💪💪.

    • EMPOSITIVO dice:

      ¡Muchas gracias Marga!
      Hay que intentar no decaer, ya sabes, rendirse no es una opción 😉 Ya sabes que la EM va por rachas. Espero que los días más complicados se te pasen rápido 😉
      ¡Mucho ánimo compañera!

  7. Sandra dice:

    Muchas gracias por la información,aunque yo tomo todas las precauciones posibles,ya no sé si prefiero el verano sin dolor,o el invierno con contracturas,pues también padezco fibromialgia,difícil la decisión.

    • EMPOSITIVO dice:

      Siempre quedarán la primavera y el otoño 😛 Para el verano y el invierno, seguro que tienes tus trucos para que todo sea lo más llevadero posible. ¡Que a trucos nadie nos gana! 😉
      ¡Un abrazo!

  8. Lucy Ramirez dice:

    quiero comentarles que soy paciente de EM hace quince años a mi personalmente lo que me hace mucho daño es el agua fria y en si la temperatura yo ya estoy inposibilitada pero no dejo la esperanza de volver a caminar muchas gracias por los consejos

    • EMPOSITIVO dice:

      El frío, como dices, también puede afectar en la Esclerosis Múltiple… ¡Hay que buscar la temperatura idónea!
      Mucho ánimo… la esperanza es lo último que se pierde, ¡y da fuerzas! 😉
      ¡Un saludo!

  9. Alvaro dice:

    Muchas gracias! No lo sabía y estoy nuevo en esto. Ya que me enteré de mi “compañera” recién la semana pasada pasada

    • EMPOSITIVO dice:

      ¡Bienvenido al club ‘esclerótico! Mucho ánimo compañero, ya verás como la vida sigue con esta nueva compañera de vida 😉 Espero y deseo que la EM te trate lo mejor posible 😉
      ¡Un fuerte abrazo!

  10. Yolanda dice:

    Hola a todos,tengo 40 años y me dieron el diagnóstico el 12 Junio de 2017 (no olvidaré esta fecha en la vida..).Empecé con paralisis facial del lado izquierdo,con visión doble y con endoforia (especie de extrabismo).La musculatura de la cara la recuperé ; pero aún hoy llevo un parche en un ojo pues es la única forma de poder ver más o menos normal (me han comentado que la visión creen que la recuperaré entre 6-8 meses.
    Empecé tratamiento con Copaxone (morados,dolores,ronchas,nódulos…).
    Hoy por hoy,aún psicológicamente estoy a ratos triste,lloro…tengo que asumir y aceptar el diagnóstico pero cuando te explican los posibles síntomas y que no sabes si podrás recuperarte sin secuelas…da mucha angustia (por lo menos a mí).Sé que más adelante podré enfrentarme y os doy las gracias por vuestros testimonios,que me emocionan al leerlos y otros me entristecen…
    Un saludo a todos.

    • EMPOSITIVO dice:

      Hola Yolanda,
      El diagnóstico de la EM no se asume de un día para otro, es normal que tengas tus momentos de bajón, todos los tenemos. Pero ya verás como poco a poco irás asimilando todo esto y que con la EM se puede tener una vida “normal”, así entrecomillado. Disfruta del día a día y no pienses mucho en lo que podrá pasar, ¡nadie lo sabe! Me alegro de que los testimonios de otros pacientes te sean útiles 🙂
      Si necesitas algo, aquí estoy 😉
      ¡Un fuerte abrazo y mucho ánimo compañera!

Deja aquí tu comentario